Todo sobre el sitio arqueológico de Bandurria

El sitio arqueológico de Bandurria 2

Ubicado en Huacho, Bandurria es un sitio arqueológico hallado hacia el año de 1973 por el ingeniero Domingo Torero. El sorpresivo hallazgo es producto de un llamado de atención que hizo el ingeniero a las autoridades pertinentes por una entrada de aguas que estaba destruyendo el lugar. Torero logró salvar parte del material arqueológico arrastrado por las aguas de la irrigación de Santa Rosa; a partir de esta situación, el lugar fue estudiado a fondo permitiendo conocer datos y fechas interesantes de la zona.

Bandurria, un coloso arqueológico con nombre de ave

Anterior a la inundación  por la irrigación de Santa Rosa, ocurrida en 1973, la zona de Huacho donde se encuentra el sitio arqueológico, llamado Playa Chica, se constituía de una amplia planicie desértica a la cual se le llamaba “Pampas de las Bandurrias”. La voz Bandurria es el nombre de un ave, la Bandurria (su nombre científico es Theristicus caudatus), el cual es un ibis de grandes y pesadas dimensiones, contando con varios colores en su plumaje.

A la bandurria se le ha comparado con el lugar arqueológico por parecerse de alguna manera, según se nota en la descripción que hacen del ave Hans Koepcke y María Koepcke;  ambos son grandes, dan la impresión de ser pesados, y se presentan en sitios ecológicos de aspecto semidesérticos, de escasa vegetación como es a las orillas de las playas. Era además un ave que abundaba en el lugar, pero por el aumento de la presencia humana, migró del lugar.

El estudio arqueológico

Aunque fue el ingeniero Domingo Torero quien marca el hito del inicio de investigaciones en Bandurria, no es sino Rosa Fung quien lleva a cabo el proceso científico pertinente entre 1973 y 1977. Las indagaciones de Fung arrojaron que el lugar corresponde al período Arcaico Tardío (entre el cuarto y tercer milenio antes de Cristo), ya que se obtuvieron  fechados que datan de 4500 a 4300 años antes de la época actual.

Gracias al trabajo arqueológico de la investigadora se pudo conocer que Bandurria estuvo conformada  como una aldea primigenia de pescadores del litoral, que cuenta con la presencia de evidencias de una arquitectura ceremonial construida en piedra ubicada en el extremo suroeste del sitio arqueológico, elaborada en pequeñas dimensiones. Aunque ya los lugares arqueológicos ubicados en la costa norcentral de Perú eran conocidos desde varias décadas anteriores (como el caso de Bandurria), éstos habían sido mal fechados, pues su monumentalidad y complejidad daban impresión de ser construcciones de épocas posteriores donde se contaba con mayor desarrollo y tecnología, por tanto había sido catalogados como construcciones que datan de dos mil años antes de Cristo y pertenecientes al período Formativo.

Para el año 1994, se dio inicio a las excavaciones en Caral, encabezadas por la doctora Ruth Shady, cuya investigación permitió corroborar que estos colosales lugares verdaderamente correspondían al periodo Arcaico Tardío, evidenciando tanto los orígenes de la civilización en los Andes como de la civilización más antigua del continente Americano. Gracias a los resultados de éstas indagaciones que marcaron un hito respecto al surgimiento de la civilización en el Perú y América, se ha identificado al periodo Arcaico Tardío como el punto de partida para el estudio de las civilizaciones en Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *