Civilizaciones antiguas en Huacho

Civilizaciones antiguas en Huacho 2

Situado al sur de Huacho se levanta Bandurria, un legado arqueológico invaluable, cuyo aporte fundamental ha sido darnos a conocer la forma en que vivían los grupos humanos que poblaron a Perú, en específico las zonas costeras del Océano Pacífico. Su descubrimiento y estudio permitió que se corrigieran las datas con que habían sido fechados éstas monumentales estructuras que se creía eran del periodo Formativo (2000 años antes de Cristo) pero que realmente pertenecen al período Arcaico Tardío (4000 a 3000 años antes de Cristo), mostrando así la génesis de la población en Perú y la civilización de los Andes, siendo las poblaciones más antiguas de América.

La sociedad de Bandurria, cuna de la civilización andina

Por naturaleza, los grupos humanos desde sus orígenes se conforman en conjuntos para asentarse y progresar en torno a un ecosistema particular que les permitiese adaptarse según sus necesidades a un medio ambiente que puedan explotar para satisfacerlas. Los pobladores primitivos que ocuparon el territorio peruano se encontraban en un ecosistema diferente al actual. Aproximadamente en el 3800 antes de Cristo hubo un cambio climático en la zona, producto del acercamiento de la corriente fría del Pacífico al litoral peruano; ya el lugar no sería una costa con clima tropical sino templado, que atraería especies de peces propias de las aguas marítimas frías, en las que se cuenta la anchoveta, alimento básico de los pueblos del litoral peruano durante el citado periodo histórico.

El investigador Michael Moseley sostiene que el motivo para que se consolidara el asentamiento de los grupos humanos en torno a la costa cercana a Huacho y del Perú en general, fue precisamente la abundancia de peces que trajo consigo la corriente fría del Pacífico (conocida como corriente de Humbolt), medio que les permitió subsistir antes del uso de la agricultura. La tesis de Moseley ha sido reconocida por muchos de sus colegas, entre los que se encuentra Alejandro Chu, arqueólogo peruano que ha sido el principal investigador de este lugar; Chu hace hincapié en el hecho de la subsistencia a base de la pesca y la recolección marina, permitiendo la construcción de asentamientos permanentes para los grupos humanos de pescadores, así como el surgimiento de la arquitectura de dimensiones monumentales, colocando a Bandurria como una de las primeras y más antiguas construcciones de éstas características.

Otros medios de subsistencia

Sin embargo, el mismo arqueólogo Alejandro Chu sostiene que también se utilizaron y consumieron productos provenientes de cultivos aunque en menor cantidad que los productos de origen marino. La técnica de la agricultura se manejó en Perú desde el año 7000 antes de Cristo, cultivando frutas, calabaza (o mate, como también se le llama), tubérculos y el algodón en buenas cantidades. El algodón fue utilizado de una manera muy ingeniosa para tejer redes y cordeles destinados a la pesca.

Los habitantes de Bandurria incorporaron a su dieta diaria diferentes alimentos, entre los que destacaron los peces y mariscos como fuente de proteínas; entre las especies de peces más consumidos se encuentran la anchoveta y la sardina, que por desplazarse cerca de la playa, se pescan fácilmente con el uso de redes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *