Casa Pittaluga

Casa Pittaluga 11

Durante buena parte del siglo XX América latina se convirtió en un importante refugio para miles de emigrantes de todas partes del mundo, que motivados por las cruentas guerras, en especial la Segunda Guerra Mundial, decidieron viajar a nuevas tierras, donde la paz era una realidad, a tierras que terminarían haciendo como suyas, a tierras que les abrirían las puertas con generosidad, a tierras que terminaron por reconocer como su nuevo hogar. En éstas condiciones la vida cultural, social e histórica de muchas ciudades de Latinoamérica se incrementó y enriqueció de buena forma, los europeos trajeron sus costumbres, sus cotidianidades, sus conocimientos e inclusive sus formas de construir.

En éste contexto, en la ciudad de Huacho, en la costa central de Perú, se encuentra una importante pieza arquitectónica que es el reflejo de la huella y el intercambio de cultura entre los extranjeros y los habitantes propios de ésta localidad peruana. Se trata de la Casa Pittaluga, un inmueble declarado Monumento Histórico y Artístico por el Instituto Nacional de Cultura de Perú, mediante una resolución especial el día 01 de agosto del año 1995, la vivienda posee éste título por la incalculable importancia y belleza arquitectónica que mantiene; el inmueble es símbolo, ejemplo y muestra de un diseño, de una construcción y de una arquitectura única y especial de la ciudad de Huacho. Éste emblema de la ciudad, se encuentra ubicado entre la calle 2 de Mayo y la calle Cristóbal Colón, así que visitarlo no es asunto difícil, en el itinerario de su visita el turista puede incluir el paseo al Malecón Roca que se encuentra muy cerca de la casa.

Los orígenes de la Casa Pittaluga se remontan al año de 1915 cuando la ciudad costera era invadida, positivamente hablando, por ingleses, italianos, portugueses, e incluso, chinos y japoneses que decidían instalarse en la localidad para desarrollar labores en las áreas del comercio, la industria y la agricultura. En éste ambiente el italiano Arturo Pittaluga Azaldegui tuvo la oportunidad de adquirir el 25 de septiembre del año 1915 y el 10 de abril del año 1920 unos terrenos para establecer su vivienda en Huacho, éstos últimos que eran propiedades del coronel Pedro Portillo y Don Manuel Álvarez Calderón  en total abarcaron 716,64 metros cuadrados. Una vez adquirido los terrenos con todas las de la ley, Arturo Pittaluga les encarga la construcción de su hogar al Ingeniero Alberto Ortigosa y al Maestro de Obras Víctor Bossio, quienes se dedicarían a levantar la edificación siguiendo todos los lineamientos del empleador.

La vivienda se edificó en muros de concreto, pisos de madera machihembrada, paredes de adobe en su interior y remates de estucados en yeso. La idea que concibió Arturo Pittaluga se reflejó en una casa de 4 niveles: el subterráneo con 6 habitaciones y un patio, el primer nivel con 4 habitaciones, un salón y un vestíbulo, el segundo nivel con 5 habitaciones, 2 baños y un salón, el tercer nivel con 3 habitaciones, un baño, una terraza, un salón y dos patios. Todos los niveles estaban conectados a través de una hermosísima escalera de tipo imperial que le da un acabado de palacio a toda la Casa Pittaluga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *