La Sopa Huachana

sopa

La provincia de Huacho, como bien se sabe, es rica por su combinación de sabores, lo que origina una gastronomía que enamora el paladar de las personas, especialmente a aquellas quienes no son oriundas de la zona y que vienen por primera vez a experimentar una nueva sazón y una manera distinta de preparar alimentos que quizás pueden se comunes (por ejemplo, el pescado en el ceviche, la salchicha, el arroz chino o arroz chaufa, etc.). De ésta manera, uno de los platillos más representativos de Huacho es su sopa, la cual cuenta con una historia legendaria.

La tradición de la sopa surge en la antigüedad, la cual fue evolucionando poco a poco hasta las que se preparan hoy en día. La sopa huachana, en éste caso, surge en la época del siglo XIX, a través de una combinación de sabores en la que se mezclan aves, carnes y porcinos junto con vegetales y tubérculos propias de la zona. De ésta manera y gracias a la facilidad de la provincia de Huacho en la cría de animales de granja, la historia relata que la sopa surge como una manera en que las mujeres de la época reciclaban todos aquellos ingredientes o animales que no eran vendidos, por lo que al principio se utilizaban pichones o aves ya en su estado de vejez. Igualmente, combinaban la sopa con migajas de pan, de tal forma que se ahorraba en cuanto a la preparación de los almuerzos puesto que rendían para varios días.

Las primeras sopas huachanas eran preparadas en fuego de leña. Si bien en sus inicios se utilizaban aves, tal como se dijo anteriormente, luego se fueron incluyendo otros animales como el cochino. Sus aderezos eran los típicos que se utilizan hoy en día: cebolla, ají, tomate, comino, pimienta, ajo, pedazos de plátano, etc. De igual manera, para ser servidas, se utilizaban calderos hechos de barro (donde se decía que conservaban su calor y sabor) con manteca de chancho (mamífero típico de la zona) en el fondo, lo que le daba a la sopa su espesura típica y sabor característico. Ésta sopa era acompañada con pan, el cual había sido traído por los españoles en la época de la colonia.

Una de las simbologías más importantes de la sopa huachana es su sentido de la amistad. De ésta manera, dicha sopa era preparada como una forma de afianzar los lazos de amistad presentes entre familias (de hecho, muchas veces se cocinaba esta sopa cuando dos jóvenes se comprometían en matrimonio). Así, se invitaban a los comensales a la casa, donde las mujeres empezaban desde muy temprano a preparar la sopa mientras conversaban y afianzaban sus lazos de amistad. Una vez lista, todos (adultos, niños y ancianos pertenecientes a las familias) se sentaban en la mesa y compartían la sopa, cuyo propósito era que rindiera para todos.

Actualmente ésta tradición continúa a través de la celebración de festividades religiosas, donde se prepara la sopa huachana (muchas veces en la entrada de las casas) y es ofrecida tanto para las personas aledañas como para los turistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *